Medicina Tradicional China

La Medicina Tradicional China (MTC) es un sistema terapéutico de carácter holístico, ya que sostiene que no existen enfermedades, sino enfermos y que, por ello, hay que considerar tanto lo que sucede en el órgano como en todo el organismo.

La MTC se basa en el concepto del Qi (energía vital), que regula la armonía mental y física del hombre en función de dos fuerzas contrapuestas, el Yin (energía femenina) y el Yang (energía masculina). Así, la enfermedad ocurre cuando se altera el flujo del Qi por un desequilibrio entre el Yin y el Yang.

La Medicina Tradicional China, fundamentada sobre la Teoría de los Cinco Elementos (Agua, Fuego, Aire, Metal y Madera) y en la circulación de la energía vital por los meridianos, utiliza técnicas terapéuticas como la Acupuntura, la Fitoterapia, el Tuina, la Moxibustión, el Masaje Chino (Chi nei tsang), el Qi Gong y la Dietética, mediante las cuales el médico devuelve al paciente a un estado de armonía con el cosmos, con su entorno y consigo mismo, aspectos que van más allá de lo que se plantea la medicina convencional.